tejeadictos

Hola, me llamo Pilar y soy tejeadicta.




No recuerdo exactamente cuándo mi abuela y mi madre pusieron unas agujas en mis manos, pero sí recuerdo que mis manos eran muy pequeñitas. Desde entonces, no paran quietas.

Alrededor de los 90, de repente, tejer o hacer crochet se convirtió en una actividad rancia y propia de señoras mayores. Yo era muy joven, pero continué tejiendo y crocheteando ajena a las modas y a las miradas de propios y extraños.

Y entonces, en 2013, con una carrera de Derecho terminada y ejercida, mil vicisitudes laborales (que ahora sé que fueron un regalo por lo que me aportaron) y alguna que otra oportunidad bien aprovechada, decidí dar rienda suelta a mi pasión por la lana.

Tejeadictos es un proyecto largamente acariciado que al fin tiene forma física. Es mucho más que una tienda de lanas: es una ESCUELA DE PUNTO, un remanso lanar en el centro mismo de la ciudad para tejer y aprender a tejer, para disfrutar de largas tertulias entre gente fantástica de todas las edades y condiciones, para aprender técnicas novedosas y antiquísimas, para conocer calidades, tendencias y diseños nunca antes vistos. En Tejeadictos aprendemos y nos asombramos todos los días.


Nuestra puerta está abierta. Entra, eres bienvendid@.