El remate en abanicos es un básico a la hora de terminar un buen número de prendas, como una manta, una chaquetita de bebé, el borde de una cesta o el cuello de cualquier suéter de ganchillo o de punto.

Es muy sencillo de hacer y bastante discreto, así que se convertirá en un comodín a la hora de rematar tus proyectos.

Si después de ver el video necesitas alguna explicación adicional, no dudes en enviarnos tus comentarios.